Blog

Contenido interactivo, ¿cliente involucrado?

Por: Gerardo Rodríguez Fernández

En tiempos en que el marketing se renueva vertiginosamente, el cliente no solo sigue teniendo la razón, sino que además prefiere participar en el proceso, emitir su opinión, ser tenido en cuenta. De ahí que las estrategias de comunicación de los negocios deban incluir contenidos interactivos que le permitan conectar con los potenciales clientes.

Más allá de la opción de compra o selección de determinado servicio, el cliente busca sentirse parte de la marca digital del negocio que sigue, por lo que corresponde a las empresas concebir campañas que favorezcan la tan demandada interacción, ya sea a través de encuestas, cuestionarios, tests, juegos y otras modalidades en las que el usuario se involucre.

Investigaciones en el campo de la psicología y la sociología aportan un dato sumamente revelador: la interacción aumenta la actividad cerebral y, por ende, el ser humano recuerda más los contenidos con los cuales interactúa. Ya lo advertía Yael Shafrir, responsable de alianzas internacionales de Playbuzz: “En un mundo donde el tiempo promedio que se emplea en una pieza digital de contenido es de unos ocho segundos, las marcas deben utilizar la participación y la interactividad para conseguir el bien más codiciado y escaso: la capacidad de atención humana”.

Los contenidos interactivos, o sea, aquellos que permiten al usuario realizar una acción sobre ellos, resultan los ideales para que el público explore y se familiarice con la información, lo cual llevará, inevitablemente, a una mejor retención de los mensajes implícitos.

En las redes sociales de las empresas cubanas, por ejemplo, no deberían faltar encuestas sobre los gustos de los clientes potenciales o espacios para valorar la calidad del servicio, dos opciones de contenido interactivo que califican como elementales y que, sin embargo, no siempre son bien aprovechados por los negocios.

Los sorteos o rifas, que tanta gratificación traen a los ganadores, pueden funcionar igualmente como vía para conectar con las audiencias, así como los test de personalidad, que se han puesto de moda y, bien empleados, pueden aportar a las marcas un cúmulo elevado de información sobre sus clientes.

De la calidad del diseño de los contenidos interactivos y de su funcionalidad real dependerá, en buena medida, que los emprendimientos cubanos superen la fase inicial de presencia en Internet y consigan estrechar más los lazos con sus audiencias, que es, a la postre, lo que en verdad convertirá a la red de redes en un arma poderosísima para la gestión de los negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Powered by